Soldado alemán: ¡Qué alivio!

Se trata de una viñeta que terminé también hace tiempo pero de la que guardo un buen recuerdo al ser una simpática escena: la actitud risueña del actor principal, ese soldado aliviando sus necesidades fisiológicas en un pequeño riachuelo. No recuerdo la marca, pero la figura era fabricada en metal a escala 1/32 (54 mm).

Para pintarla utilicé una técnica combinada de subida de luces y pincel seco para las luces finales. El gesto espontáneo de la cara ayudó a terminar con buen resultado la figura. El terreno lo conformé con masilla Das Pronto texturizada con carda metálica y aderezada con pequeñas piedrecitas. La planta gramínea la hice cortando unos pedazos de cerdas de brocha de afeitar.

El agua es una superficie alisada con aguaplast y decorada con pintura en fresco para imitar el fondo verdoso y algo de espuma, aplicando barniz brillante para finalizar. La botella era un accesorio de 1/35 de la marca Italeri. La cañería oxidada la desarrollé a partir de tubo de plástico modelado con calor y el chorrito de agua saliendo es plástico transparente estirado. La espuma que provoca el chorrito la creé con un palillo moviendo unas gotitas de pegamento transparente.